Buki tiene un nuevo amigo

domingo, 15 de mayo de 2011

Terapias complementarias en Parkinson

La enfermedad del Parkinson se basa en trastornos motores debidos a una escasa activación del área motora del cerebro. Existe la posibilidad de activar esas zonas por medio de vías y caminos diferentes a los habituales ya que éstos están alterados por culpa de la enfermedad. A través de terapias complementarias se consigue llegar a esa activación.
Fisioterapia Aplicada al Parkinson
Cada día existen más publicaciones que apoyan éste tipo de terapias adicionales. Lo que se recomienda de forma básica en esta enfermedad es tener al paciente en forma, es decir, con una buena condición física, una buena musculatura y una buena movilidad articular. Una vez logrado esto, el tratamiento de fisioterapia debería ser individualizado para cada persona ya que cada paciente tiene unas necesidades diferentes.
Pistas Sensoriales
Existen otras estrategias de gran utilidad a la hora de combatir el fenómeno de bloqueo, que reciben el nombre de pistas sensoriales. Su finalidad es actuar como marcapasos para que la persona afectada pueda, por ejemplo, comenzar a caminar. El efecto de estas pistas, que son capaces de activar el área motora, ha quedado demostrado a través de técnicas de neuroimagen. Las hay auditivas y visuales, y destacan por su acción desbloqueante.
Logopedia
Los pacientes de Parkinson presentan problemas en los canales comunicativos, viéndose afectados tanto el habla, como la voz y la escritura. El habla de estas personas pierde la música en la prosodia, suele ser monótono con pocas inflexiones en la voz y presenta un volumen bajo. Para combatir esta problemática resultan muy útiles pequeños tratamientos de forma intensiva que enseñan estrategias para que puedan ser aplicadas en su vida diaria. Por lo que se refiere a la escritura, la letra adquiere la tendencia de hacerse cada vez más pequeña. Y si hablamos de lenguaje corporal, como existen problemas de movimiento y de disminución global de la movilidad, el resultado es que se pierde la expresividad facial. A nivel cognitivo también se encuentran dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación.
Mejora de la Calidad de Vida
Aplicando las terapias complementarias se logra que estos pacientes adquieran una mejor calidad de vida. Es necesario suministrar los fármacos que suplen el déficit de dopamina en el cerebro aunque no lleguen a curar la enfermedad en ningún momento. Si a esto le añadimos el efecto de promocionar la forma física y el aprendizaje de cómo gestionar su habla y voz, el paciente verá como su vida diaria es mucho mejor.
Psicoeducación
La psicoeducación consiste en proporcionar a la persona herramientas para que puedan aplicarlas y así adaptarse de una mejor manera a su enfermedad. La psicoeducación en Parkinson se basa en un programa que se imparte a la vez entre los enfermos y sus familiares. No hay que olvidar que hasta un 40% de los cuidadores se quejan de salud por el hecho de cuidar a un enfermo. En este caso hablamos de 7 sesiones donde se dan herramientas concretas para que todos se puedan adaptar de la mejor manera posible a esta enfermedad.
Terapia Ocupacional
Dentro de la terapia ocupacional destacamos, por una parte, la arteterapia, que consiste en la rehabilitación a través del arte. Su objetivo es doble ya que por una parte, el hecho de producir arte ayudará a los pacientes a trabajar las manos, una de las partes más afectadas por la enfermedad. Por otra parte, tendrán la posibilidad de canalizar a través del arte sus pensamientos y sentimientos ya que de otra manera no pueden. El producir arte se convertirá en una forma de expresarse que les dará sensación de bienestar. Otra de las terapias que podemos destacar es la musicoterapia. La música proporciona bienestar en el ánimo y se puede utilizar en la rehabilitación motora a través del uso del ritmo. Además puede servir como marcapasos para que los pacientes la sincronicen con el movimiento.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Categorias