Buki tiene un nuevo amigo

viernes, 25 de mayo de 2012

Las cosas simples de la vida

Pasar tiempo con la familia son de las cosas que más valoro, me doy cuenta que en la simplicidad esta la grandeza de la vida.

lunes, 21 de mayo de 2012

¡¡¡¡10 años!!!

Cuando te llegan este tipo de noticias tu lado optimista las recibe gratamente, especialmente pensando en mis hijas, yo tengo el temor que la enfermedad se pueda heredar después de todo no existe con certeza información que confirme lo contrario y esta posibilidad de cura no muy lejana y estos nuevos métodos o medicamentos que pueden mejorar la calidad de vida del paciente me alivian. Sin embargo en esos días no tan buenos, donde la enfermedad te agota y te muestra su peor lado, diez años significan una eternidad de dolor, frustración y desencanto, pero lo importante es continuar con tus metas y tratar de realizar lo que nos gusta y disfrutar al máximo sin pensar en las limitaciones. Yo tuve que dejar el Doctorado por que mi salud empeoró durante un largo periodo, afortunadamente se estabilizo y a principios de este año ingrese nuevamente al doctorado pero esta vez en mi área favorita: educación, y aquí estoy iniciando este sueño y trabajando para convertirlo en realidad. Y ya veremos que pasa en diez años...

En diez años se podrá detener la progresión del parkinson, según investigadora

En diez años se podrán tratar casi todos los síntomas que sufren los afectados de Parkinson y, de esta manera, frenar la progresión de la enfermedad y la afectación de otras áreas del cerebro, que pueden derivar por ejemplo en demencia, según María Rosario Luquin, de la Clínica Universitaria de Navarra. Luquin, directora del Laboratorio de Terapia Regenerativa del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad navarra, se ha mostrado esperanzada en una entrevista con Efe en los resultados de las actuales investigaciones sobre el parkinson, que permitirán controlar sus síntomas de manera más eficaz. Ahora, en la "batalla" contra esta enfermedad "estaríamos empatados", ha dicho la neuróloga, quien ha opinado que, probablemente, en poco tiempo se ganará, aunque "verdaderamente sentiremos que la hemos ganado cuando la curemos, para lo que queda mucho tiempo". Luquin ha señalado a Efe que habrán ganado "no por mucha diferencia" si consiguen encontrar formas de tratar la dolencia que hagan que se detenga o por lo menos que se ralentice mucho, ya que es progresiva y en la que el cerebro va perdiendo de forma continúa células, que no se van a reponer. Este punto es el que a su juicio probablemente se verá en un tiempo no muy lejano, pero no así la curación del Parkinson, algo de lo que se está "muy lejos", porque "en medicina curar se curan pocas cosas", ha subrayado. Ha dicho que todavía hay un grupo de pacientes, que "no es nada desdeñable", que cuando llevan diez o quince años de la enfermedad tienen una serie de síntomas para los que ahora no existe tratamiento, como trastornos cognitivos o incluso demencia, que aparecen en un estadio más avanzado. Por ello, Luquin ha afirmado que en esa lucha contra el Parkinson están "empatados" porque hay tratamiento para el 75 por ciento de los síntomas, con un "arsenal terapéutico impresionante" y cuando fallan, la cirugía, pero quedan un 25 por ciento de síntomas que aparecen de manera más tardía y que no responden a la terapia convencional. Ya que, aunque el Parkinson todavía no se ha curado ni tiene nada que lo detenga, "la investigación va mucho más rápido que lo que progresa la enfermedad, con lo cual algún día la pasaremos", ha afirmado. En este sentido, se ha referido a las investigaciones en curso, entre ellas una línea muy importante para intentar encontrar moléculas o fármacos, o formas de vida, para que la enfermedad vaya lo más lentamente posible. También se trabaja en "reprogramación celular" con la intención de conseguir modificar en el laboratorio una célula adulta para que pase a tener las características de una célula muy inmadura. Un avance muy importante desde el punto de vista conceptual, porque es conseguir que una célula vieja pase a ser mucho más joven, y desde el punto de vista de la terapia, al permitir desarrollar en un medio de cultivo células dopaminérgicas del enfermo para conocer cuáles serían los mejores fármacos. Fuente: http://www.abc.es

Categorias