Buki tiene un nuevo amigo

lunes, 25 de abril de 2011

Deprimido??'

Un estudio recientemente publicado conocido como PRODESTrevela que hasta 40% de los pacientes con enfermedad de Parkinsonexaminados siguieron padeciendo síntomas depresivos a pesar de recibir tratamiento con antidepresivos. Esto implica que los síntomas depresivos de laenfermedad de Parkinsonpueden ser una forma distinta de lo que se conoce como síndrome depresivo y apunta a la necesidad de hacer un abordamiento diferente para tratar estos síntomas depresivos.


El estudio del perfil de síntomas depresivos en enfermedad de Parkinson: el mayor estudio prospectivo por observación de síntomas depresivos en PD realizado en Europa.
Las investigaciones realizadas a partir de la década de 1950 por el profesor Arvid Carlsson, co-ganador del premio Nobel de Fisiología o Medicina en 2000, hicieron caer en la cuenta de que la enfermedad de Parkinsones causada por una falta de dopamina en ciertas zonas del cerebro. La observación de que los síntomas de la enfermedad de Parkinson se alivian modificando la actividad de la dopamina ha sido crucial para entender la enfermedad. Esta comprensión sirvió para traer una nueva generación de tratamientos sintomáticos, como, primero, levodopa, y más recientemente, agonistas de dopamina.


Tradicionalmente, se ha tomado a la levodopa (L-dopa) como la referencia para el tratamiento inicial de la enfermedad de Parkinson. Levodopa es eficaz para controlar los síntomas motrices de la enfermedad de Parkinson.Sin embargo, después de un periodo inicial de beneficios importantes, se hacen patentes varias limitaciones: con el tiempo se desvanecen los efectos motrices benéficos de la levodopa, lo que impone la necesidad de usar dosis crecientes con más frecuencia, para prevenir las fluctuaciones de control y descontrol motriz. Muchos pacientes también desarrollan sacudidas involuntarias anormales (discinesia), que pueden ser muy discapacitantes.


Como resultado de estas limitaciones establecidas de la levodopa, en las guías para el manejo de la enfermedad de Parkinson se recomienda la iniciación de un tratamiento temprano con un agonista de la dopamina. Los agonistas de dopamina remedan los efectos de la dopamina natural en el cuerpo y producen efectos parecidos. Se clasifican en clases ergótica y no ergótica.
Los antagonistas no ergóticos de la dopamina (como pramipexol) difieren de los agonistas ergóticos (como pergolida y cabergolina) en virtud de su estructura química y las afinidades, especificidades y selectividades de los receptores. Aunque en los estudios se ha indicado que los agonistas ergóticos de la dopamina pueden causar reacciones fibróticas en la válvula cardiaca, no se ha observado que aumente el riesgo con los agonistas no ergóticos, como pramipexol.


fuente: lacronica.com.mx

domingo, 17 de abril de 2011

Evolución de la EP

La enfermedad de Parkinson es progresiva y avanza con suma lentitud. La evolución actual de la patología está muy condicionada por la medicación que recibe el paciente para paliar los síntomas. Las perspectivas de padecer la enfermedad durante muchos años con una buena calidad de vida son enormes.

FASE PRESINTOMÁTICA Los primeros síntomas clínicos no aparecen hasta que han muerto el 50 ó 60% de las neuronas dopaminérgicas de la sustancia negra. Esto conlleva a la desaparición del 80% de la dopamina en esa zona. Al principio los síntomas motores pueden aparecer sólo en momentos de gran estrés. En cuanto a los síntomas no motores el enfermo puede encontrarse excesivamente fatigado, desarrollar seborrea (aumento patológico de la secreción de las glándulas sebáceas de la piel), estreñimiento o puede mostrar un estado de ánimo bajo llegando incluso a padecer una depresión. Estos signos pueden padecerse durante largo tiempo sin que el médico o el enfermo lo relacionen con la patología parkinsoniana. ENFERMEDAD LEVE Aparecen los primeros síntomas motores. Suele comenzar de manera muy focal, con temblor o torpeza en un miembro concreto (por ejemplo, arrastras una pierna al caminar), generalmente de la parte superior del tronco, como una mano o un dedo. Afecta con menos frecuencia a una extremidad inferior. Más adelante este temblor y el enlentecimiento de los movimientos se manifiesta de forma tan sutil que el enfermo no ve modificada de ningún modo su vida diaria y realiza sin ayuda todas las actividades habituales. Es posible que le cueste más trabajo cortar un filete duro, girar con soltura en la cama o levantarse de un sillón muy bajo, pero puede seguir llevando a cabo sus obligaciones laborales y sociales sin problemas. ENFERMEDAD MODERADA Los síntomas motores se agravan. El paciente tiene problemas para ejecutar con soltura las actividades de la vida diaria, presenta dificultad al entrar y salir de la bañera, levantarse de la cama o afeitarse. La rigidez, la bradicinesia y los temblores se manifiestan de forma evidente. La mano puede adoptar la típica postura de 'tienda de campaña' o de 'cuenta de monedas', con la muñeca flexionada y los dedos pulgar e índice se acercándose entre sí con un fino temblor. Los pies se arrastran al caminar, pero no se producen episodios de congelación de la marcha. Los síntomas típicos de este periodo se ven paliados por el empleo de levodopa y agonistas dopaminérgicos, fármacos que contrarrestan la pérdida de dopamina que se produce con la muerte de las neuronas de la sustancia negra. Esta terapia es muy eficaz durante los primeros años de esta etapa y el paciente experimenta una gran mejoría que se prolonga a lo largo de todo el día, sobre todo durante los primeros meses. Los temblores, la rigidez y la lentitud de movimientos prácticamente desaparecen. Sin embargo, entre tres y cinco años después de iniciar el tratamiento con estos fármacos, aparece un fenómeno llamado 'wearing off' (desgaste). Se produce un acortamiento de los periodos durante los cuales a medicación puede controlar los síntomas. A medida que pasan los años la necesidad de aporte de levodopa es mayor. Por eso cada vez es necesaria más cantidad de pastillas al día de este precursor de la dopamina para controlar los síntomas. La combinación de la levodopa con otros fármacos como los agonistas dopaminérgicos ayuda a prolongar estas fases de control y retrasar la aparición del 'wearing off'. Por eso, es muy importante que el médico adopte una buena estrategia de tratamiento en cuanto a combinación de medicamentos para que el paciente no genere esta 'tolerancia' a la levodopa y se pueda dilatar al máximo la progresión hacia las fases más graves de la enfermedad. ENFERMEDAD AVANZADA Tras muchos años de evolución, los síntomas o signos se han generalizado y el tratamiento con levodopa y demás fármacos no resulta del todo eficaz. Se producen un fenómeno llamado 'on-off' o 'encendido-apagado'. En periodos de 'encendido' el paciente se beneficia de las virtudes de la levodopa y los demás fármacos que se le administran para paliar los síntomas y se encuentra bien. De forma súbita todo aquello desaparece y sobrevienen bruscamente todos los síntomas parkinsonianos. A estos periodos de empeoramiento se les denomina periodos 'off' o 'apagado'.

Esto se produce porque los mecanismos cerebrales se han deteriorado tanto que no puede gestionar bien la cantidad de levodopa y hay periodos de tiempo en los que hay exceso y el paciente realiza movimientos involuntarios y otros en los que es escasa y el paciente está parkinsoniano. En esta fase avanzada también puede aparecer un deterioro cognitivo, es decir, una pérdida de las funciones mentales superiores (demencia). No obstante, si no fuera por los tratamientos que existen actualmente el paciente se encontraría muy incapacitado. Antes de la existencia de estos fármacos un alto porcentaje de pacientes quedaba postrado en la cama. Ahora esto no ocurre, la calidad de vida de los enfermos de Parkinson ha mejorado muchísimo, así como la esperanza su vida.


miércoles, 13 de abril de 2011

Parkinson Juvenil



La gente con parkinson juvenil si existe

Fuente:http://dialogos.pideundeseo.org/salud-publica/la-enfermedad-de-parkinson

martes, 12 de abril de 2011

La Enfermedad de Parkinson

Cuando escuchamos la palabra Parkinson probablemente nuestro primer pensamiento evoque a una persona mayor con temblor en la mano, posiblemente pensemos en Juan Pablo II, una persona de gran fortaleza que pudo sobrellevar su enfermedad y trabajó hasta los últimos días de su vida o quizá en el actor Michael Fox que trabaja en la búsqueda de nuevos tratamientos o que tal Muhammad Ali que viaja a diferentes partes del mundo buscando una cura, pero tratemos de ubicar esta enfermedad en personas comunes como la mayoría de nosotros y podremos darnos cuenta que no es tan sencillo vivir con este padecimiento. El Parkinson es una enfermedad neurológica que se asocia a rigidez muscular, temblor y alteración en los movimientos, problemas de coordinación y dificultades para andar. Aunque la edad de aparición suele ser normalmente a los 60, se calcula que uno de cada diez casos se diagnostica antes de los 50. Desafortunadamente, en la actualidad hasta un 20 por ciento de los pacientes con enfermedad de Parkinson ha sido diagnosticado antes de los 40 años. No es una enfermedad mortal, no es hereditaria ni contagiosa, no todas las personas presentan los mismos síntomas y se dice que no existen dos enfermos iguales, por que los avances entre un paciente y otro varían, así como el orden de los síntomas. Se desconocen las causas que ocasionan la enfermedad y no existe una cura, solo se puede controlar con cierto tipo de medicamentos y en algunos casos cirugía. No obstante, se ha creado la imagen del enfermo del Parkinson como adultos mayores con temblor, este estereotipo afecta a personas con diagnósticos tempranos que se sienten relegados, lo que hace más difícil sobrellevar la enfermedad. En términos generales los síntomas son similares independientemente de la edad en que se diagnostique, sin embargo, las consecuencias psicológicas pueden ser superiores en personas jóvenes por los cambios que se generan en el trabajo, pareja, hábitos y el temor al futuro y la incertidumbre son mayores por ser una enfermedad progresiva y degenerativa. Pertenezco a ese pequeño porcentaje que adquiere la enfermedad antes de los 40 años, el 11 de abril, día mundial del Parkinson cumplo 41 años y ya han pasado seis años desde que me diagnosticaron esta enfermedad: Parkinson una enfermedad que lleva el nombre del médico inglés que la describió en 1817 James Parkinson, honestamente no tenía idea de lo complejo y agresivo que puede ser, ya que lo desconocía en su totalidad, por los síntomas que presentaba no sabía si podría llevar una vida normal, si tendría problemas laborales, si era una enfermedad mortal y hasta qué grado me limitaría. Desafortunadamente la información que existe y nos proporcionan al momento del diagnóstico es muy limitada a pesar de que en nuestro país es la segunda enfermedad neurodegenerativa y se considera que la enfermedad “se presenta de 150 a 200 casos por 100,000 habitantes por año en diversas partes del mundo y en México, 50 de cada 100,000 habitantes puede padecerla” (INNN). Es preocupante la escaza y limitada información a que tienen acceso las personas con la Enfermedad de Parkinson (EP) pero lo más alarmante es la falta de atención y orientación por parte de las Instituciones de salud, si consideramos que la actualidad no existe una cura ni tampoco un tratamiento que logre reducir o detener la progresión de esta enfermedad y el tratamiento solo se dirige a tratar los síntomas, estamos hablado que la relación del paciente con los servicios de salud puede ser de por vida. Por lo tanto, se tienen que hacer cambios significativos para reducir este problema, se debe fortalecer a las Instituciones en la difusión y atención de enfermedades neurodegenerativas, apoyar a fundaciones, asociaciones y crear campañas que permitan entender la enfermedad, orienten a familiares y cuidadores, y a toda la sociedad para favorecer la inclusión y disminuir la discriminación. Esta carta tiene un motivo, sufro una enfermedad degenerativa, pero mi situación es privilegiada por contar con una ocupación que me facilita las condiciones para realizar mis funciones a pesar de mi padecimiento. Sin embargo cuantas personas se ven relegadas o excluidas por este mal. A través de los años he conocido a personas con este padecimiento que perdieron su empleo, su estabilidad económica y no encontraron los apoyos necesarios. Por esto, desde hace cuatro años busco diversos medios para difundir la enfermedad de Parkinson. El trabajo que realizó tiene un solo propósito, tratar de eliminar el problema más importante: la indiferencia. No pretendo cambiar al mundo, pero si contribuir con la parte que me toca, la tecnología nos brinda grandes oportunidades, la distancia no existe y se han creado diversos espacios para difundir ideas y nuevas propuestas, el no hacer uso de estos recursos no me parece aceptable. No sé si el trabajo que realizo en algún momento pueda tener algún impacto, pero en esta búsqueda de respuestas he conocido a infinidad de personas que no se rinden y continúan trabajando en la misma causa. En años recientes, la investigación de Parkinson ha avanzado hasta el punto en que detener la evolución de la enfermedad, restablecer la función perdida y aún prevenir la enfermedad se consideran metas realistas. (NINDS, 2009) Así que solo nos resta seguir adelante y vivir intensamente por que este mundo es maravilloso y debemos disfrutarlo. Janet López Barrios Fuente:http://www.lasalud.com.mx/2011/04/11/Sabias+que/La.enfermedad.de/8434.html

lunes, 11 de abril de 2011

Día Mundial del Parkinson

La enfermedad de Parkinson fue descrita por primera vez por el médico inglés James Parkinson en 1817 en su trabajo Essay on the shaking palsy tras tres décadas de estudios clínicos la señala como una condición consistente en “movimientos temblorosos involuntarios, con disminución de la potencia muscular en la movilidad pasiva y activa, con propensión a encorvar el tronco hacia adelante y a pasar de caminar a correr; los sentidos y el intelecto no sufren mayor daño” (Tagle, 2005) a esta enfermedad la denominó “parálisis agitante” sin embargo, su trabajo no trasciende y es hasta 1880 cuando Jean Martin Charcot junto a Vulpian estudian los distintos tipos de temblores que presentaban los pacientes y los presentan en su obra de la paralysie agitante, Charcot precisa los diversos signos de la enfermedad y la llama "La enfermedad de Parkinson".

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este mal afecta entre el 1% y 2% del total de la población mundial, en México se estima que alrededor de 50 mil personas padecen de mal de Parkinson, casi todas mayores de 60 años de edad. Esta enfermedad no es rara, a nivel mundial ocupa el tercer lugar en frecuencia dentro de las enfermedades neurológicas. Por ser neurodegenerativa y progresiva provoca cambios importantes en los primeros años.

El Parkinson es una enfermedad neurológica que se asocia a rigidez muscular, temblor y alteración en los movimientos, problemas de coordinación y dificultades para andar. Aunque la edad de aparición suele ser normalmente a los 60, se calcula que uno de cada diez casos se diagnostica antes de los 50. Desafortunadamente, en la actualidad hasta un 20 por ciento de los pacientes con enfermedad de Parkinson ha sido diagnosticado antes de los 40 años.

No existe un estudio de laboratorio que permita diagnosticar la EP, el diagnóstico es clínico, es decir, se basa en los síntomas que presentan los pacientes, se busca la presencia de síntomas motores (temblor de reposo, rigidez y problemas de movimiento) que permitan hacer un diagnóstico con certeza. En los casos típicos: personas de edad avanzada con signos de temblor, rigidez y lentitud de los movimientos, no es difícil el diagnóstico, sin embargo en menores de 40 años, el diagnóstico puede ser difícil. Causas de la Enfermedad de Parkinson Actualmente no existen datos precisos que determinen la EP, existen diversas investigaciones que establecen posibles causas: 1. Ambientales Se cree que la exposición a químicos, como los herbicidas y pesticidas, destruye selectivamente las neuronas dopaminérgicas y esto puede ser una causa de de desarrollar el mal de Parkinson 2. Genéticos Estudios recientes han determinado que el Parkinson juvenil es generado por factores genéticos, se ha comprobado que un gen aparece con una serie de mutaciones idénticas en el cerebro de los jóvenes que sufren Parkinson, además, que de un 15 a un 25 por ciento de los pacientes de Parkinson tienen un familiar cercano que ha experimentado síntomas de Parkinson (tal como el temblor) 3. Otra teoría propone que la enfermedad de Parkinson ocurre cuando se desgastan las neuronas productoras de dopamina normal y esto se acelera con la edad en ciertas personas.

El Parkinson modifica la calidad de vida del enfermo y por ser progresiva se complica conforme avanza el tiempo. Esta enfermedad no solo afecta a quien la padece, la familia se ve afectada de manera drástica, en ciertas etapas de la enfermedad se puede llegar a la invalidez y la dependencia de terceros puede ser mayor. El primer paso para afrontar la enfermedad es recabar toda la información que le permita conocer los síntomas, necesidades médicas, tratamientos, avance de la enfermedad, para mejorar la calidad de vida del enfermo y resolver los problemas cotidianos del padecimiento.

Se requiere de atención especializada, la familia es un elemento esencial, sin embargo, la persona que la padece debe ser responsable de su atención, buscar la forma y cambios que le permitan una mayor autonomía, esto implica alimentación, ejercicios, medicamentos, entre otros, esto le permitirá mejorar en la parte emocional al no consentir que la enfermedad lo limite, la dependencia puede convertirse en el peor enemigo, así que se debe trabajar por llevar una vida plena con la ayuda de los demás y una fuerte determinación por salir adelante, cada día y superando los pequeños obstáculos que se presentan en lo cotidiano.


Janet

domingo, 10 de abril de 2011

El Parkinson una Discapacidad



En la actualidad, una persona con discapacidad es un individuo que se ha encontrado con una falta de capacidad debido a las barreras del entorno, económicas y sociales que dicha persona debido a su minusvalía o deficiencia no puede superar en igualdad a otros ciudadanos. Es la sociedad, la que tiene que superar dichas barreras.Deficiencias del sistema nervioso. Se refiere a personas con anormalidades graves de las estructuras y/o funciones del sistema nervioso central y sistema nervioso periférico (sea cual sea la causa: malformaciones, infecciones, tumores, etc.) que afectan al sistema músculoesquelético y articulaciones

e) Trastornos de la coordinación de movimientos y/o tono muscular Se refiere a personas con deficiencias del SNC (Sistema nervioso central) que producen incoordinación de movimientos, movimientos involuntarios, temblores, tics, estereotipias (repetición persistente de actos o movimientos, palabras o frases que pueden aparecer en distintas enfermedades, especialmente psiquiátricas ), alteraciones del equilibrio, vértigos no de origen laberíntico (incluye vértigo esencial, vértigo histérico, vértigos ocasionados por arterioesclerosis cerebral, enfermedades del Sistema nervioso central, enfermedades cardíacas) y las deficiencias por aumento o disminución del tono muscular. Se incluyen trastornos del SNC como la enfermedad de parkinson, parálisis cerebral, epilepsia, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, etc..

miércoles, 6 de abril de 2011

Invitan a caminata pro parkinson

En el marco del Día Mundial del Parkinson, este 10 de abril, se hará la primera caminata para personas con dicho padecimiento en el Parque Explora. La Comisión Municipal del Deporte que dirige Alejandro Ramírez y la Asociación de Enfermos de Parkinson "Juan Pablo II", promueven esta actividad. La caminata se efectuará en la pista de adoquín de la avenida Francisco Villa y comenzará a las 09:30 de la mañana, la cuota de recuperación es de 50 pesos, se podrá efectuar en la calle Caoba 107 de la colonia Jardines de Jerez y en la Deportiva Enrique Fernández Martínez. Fuente:http://correo-gto.com.mx/notas.asp?id=217676

martes, 5 de abril de 2011

Guía de Parkinson Juvenil

El objetivo de esta guía es informar de forma sencilla y clara, lo que es la enfermedad de Parkinson de inicio temprano, a través de mi experiencia personal quiero exponer los principales problemas a los que se enfrenta una persona que ha sido diagnosticada, desafortunadamente a pesar de que esta enfermedad no es nueva existe un gran desconocimiento de la misma y falta de información.


Al final de la página


Categorias