Buki tiene un nuevo amigo

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Transplante neuronal corregiría Parkinson y esclerosis

La enfermedad de Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica son padecimientos del sistema nervioso susceptibles de ser corregidos por un trasplante de neuronas diferenciadas de células troncales.

Jaime Iván Velasco Velázquez, de la División de Neurociencias del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, Premio Ciudad Capital "Heberto Castillo Martínez" 2011, informó que ello se debe a que el daño en esos pacientes es relativamente restringido en regiones y tipos de células cerebrales particulares que causan la sintomatología.

Explicó que en el mal de Parkinson las células que mayoritariamente mueren son las dopaminérgicas del cerebro medio, que en condiciones normales liberan dopamina hacia el cuerpo estriado. Si faltan, se registran alteraciones motoras que se manifiestan como temblor, rigidez y dificultad en los movimientos.

Se trata de la segunda más frecuente del sistema nervioso, sólo después de Alzheimer. Aunque no existen datos claros en México, se estima que entre uno y dos por ciento de la población mayor de 60 años padece Parkinson, informó en un comunicado.

Desde 1971 se describió un modelo de roedores parkinsonianos, que se utiliza para ensayar distintas estrategias terapéuticas relacionadas que consiste en inyectar una toxina para causar la muerte de esas neuronas, precisó.

En este caso, el científico universitario detalló que estas ratas se usan para ensayar el trasplante de neuronas dopaminérgicas diferenciadas de células troncales embrionarias.

En tanto, la esclerosis lateral amiotrófica se caracteriza por la muerte de neuronas motoras que permiten el movimiento voluntario.

Los pacientes que sufren este mal se paralizan inicialmente de piernas y brazos y eventualmente fallecen porque se pierde la inervación o el contacto de nervios con los músculos que controlan la respiración.

Agregó que las personas se asfixian después de algunos meses o años de padecer la enfermedad, la cual afecta entre cinco y seis personas por cada 100 mil.

En este caso, Velasco Velázquez y su equipo diferencian entre células troncales embrionarias y neuronas motoras; "verificamos por varios marcadores moleculares que ocurre esa diferenciación neuronal. La identificación se hace mediante la expresión de una proteína fluorescente verde, muy fácil de ver en el microscopio".


Fuente:
http://www.eluniversal.com.mx/articulos/67665.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Categorias