Buki tiene un nuevo amigo

viernes, 16 de julio de 2010

Parkinson


He contado mi historia en tantas ocasiones que con el paso del tiempo parece que el Parkinson siempre me ha acompañado. Pero no, antes de esta enfermedad, cinco años atrás, mi vida era muy distinta. Era más sencilla, más relajada e inconsciente. Yo daba por hecho que mi cuerpo debía ser perfecto, lleno de vitalidad y salud, que podría realizar cualquier meta que me propusiera, pues todo parecía tan sencillo. Pero así, de pronto y sin avisar llego la enfermedad y con ella una serie de obstáculos que tengo que afrontar día con día, mi falta de movilidad me impide caminar en ciertos periodos del día, pero este padecimiento no llega solo con él la fortaleza, la tolerancia, la empatía. De esta forma me doy cuenta que las cosas importantes, van más allá de los recursos económicos, la salud es tan poco valorada, que nos dedicamos a dañarla como una meta a cumplir, el respeto a nuestro cuerpo es fundamental, no debemos perder nuestro mayor valor, nuestra salud.

2 comentarios:

Anna dijo...

Hola! me alegra mucho ver que te has decidido a volver a escribir. Como ya sabemos tenemos que tirar para adelante con una actitud positiva. un besito

Parkinson Juvenil dijo...

Hola Anna
Gracias por tu comentario, tienes razón siempre hacia adelante.
Espero que los discos te esten sirviendo.
Un abrazo

Publicar un comentario

Categorias