Buki tiene un nuevo amigo

jueves, 5 de abril de 2012

En México más de medio millón viven con Parkinson

Depresión, apatía, ansiedad, pérdida del olfato, trastornos del sueño, anorexia y disminución de la libido son trastornos frecuentes que se presentan de manera temprana en los pacientes con enfermedad de Parkinson.

Sin embargo, por ser síntomas poco reconocidos y tratados, con el tiempo causan déficit cognitivo y cuadros demenciales que deterioran la salud y calidad de vida de los afectados.

De acuerdo con la doctora Mayela Rodríguez Violante, neuróloga del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez, en México más de medio millón de personas viven con Parkinson y, pese a los esfuerzos realizados para un diagnóstico temprano, muchas acuden con el neurólogo de forma tardía, lo que posterga la prescripción de un tratamiento que les permita mejorar los síntomas, evitar su progresión y reducir la mortalidad asociada.

En el marco del Día Mundial del Parkinson, a celebrarse el próximo 11 de abril, la especialista comentó que este mal ocurre en el 2% de los adultos mayores de 60 años de edad y que entre 4 y 7% de los casos comienza antes de los 40 años (EP juvenil).

La especialista, señala en un comunicado, que esta enfermedad es el segundo trastorno neurodegenerativo más común en el mundo después del Alzheimer. Se trata, de un padecimiento crónico que afecta gradualmente la capacidad funcional de la persona y cuyas manifestaciones clínicas, como temblor en reposo, rigidez, lentitud de movimiento, dificultades del habla, letra pequeña o trastornos de la marcha.

No obstante, existen otros problemas no motores, como la depresión, que pueden presentarse de 3 a 10 años antes del diagnóstico.

"Este es el trastorno psiquiátrico que más afecta a los paciente con enfermedad de Parkinson, y hasta 60% de ellos lo siguen experimentando a pesar del tratamiento antidepresivo, de ahí que, cuanto más temprana sea la consulta y la intervención del neurólogo ante la sospecha de éste u otros síntomas, más probable será que se le ofrezca la terapia más conveniente que evite el aislamiento social y familiar al que conduce la enfermedad", agregó.

Por su parte, la doctora Minerva López Ruiz, neuróloga del Hospital General de México, explicó que la terapia de primera elección utilizada en el manejo de la enfermedad de Parkinson con el tiempo requiere de un incremento en la dosis y el número de píldoras para mantener los síntomas bajo control.

Agrega en el comunicado que dicha situación provocaba episodios conocidos como "on/off", en los cuales el paciente es incapaz de moverse o presenta movilidad excesiva, así como sacudidas involuntarias altamente discapacitantes.

Frente a esas limitantes terapéuticas, la también miembro de la Sociedad Mexicana de Movimientos Anormales indicó que las Guías Clínicas para el Manejo del Parkinson recomiendan el uso de nuevas moléculas como pramipexol de liberación prolongada (LP) que, a diferencia del tratamiento tradicional con levodopa, controla los síntomas motores, depresivos y motivacionales de manera eficaz y segura.

"Contar con un tratamiento como pramipexol de liberación prolongada disminuye considerablemente esos problemas, mejorando el apego al medicamento y proporcionando un adecuado control de los síntomas cuando se administra solo o en combinación con levodopa, lo cual permite disminuir sus efectos secundarios.

Además, pramipexol LP el único medicamento agonista de la dopamina que contribuye a reducir los síntomas no motores como los trastornos depresivos que afectan a 50% de las personas con enfermedad de Parkinson", abundó.

Antes, los pacientes consumían muchas píldoras diariamente, lo que les ocasionaba confusión, descontrol y olvido de la toma. "Ahora, con un medicamento como éste me resulta más cómodo y fácil llevar el tratamiento médico, y he visto mejoría en el control de los síntomas que, en mi caso, son lentitud de movimiento, rigidez muscular y temblor ocasional.

"Además, hoy he vuelto a llevar una vida normal y he regresado a dar clases de baile", dijo el señor Salvador Lares Treviño, quien desde hace más de dos años vive con Parkinson.

La doctora Minerva López añadió que el tratamiento temprano con fármacos dopaminérgicos, como pramipexol de liberación prolongada, ha demostrado reducir la aparición de las complicaciones, incluso durante los primeros 10 años de evolución de la enfermedad.

Finalmente, la señora Guadalupe Torres, Vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Parkinson, informó que el próximo miércoles 11 de abril, de las 10:00 a las 15:00 hrs. se realizará, con apoyo del laboratorio Boehringer Ingelheim, una campaña informativa en el Auditorio del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, con el fin de sensibilizar a la población sobre el conocimiento oportuno de este padecimiento neurológico cuyos casos están en aumento.

"En el Día Mundial del Parkinson invitamos a todos los pacientes y familiares a que nos acompañen a esta jornada informativa que se realizará con el objetivo de brindar orientación y apoyo a todas las personas con la enfermedad que lo requieran", enfatizó.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Categorias