Buki tiene un nuevo amigo

viernes, 15 de julio de 2011

Escrita por un Paciente de Parkinson...


Querido amigo:

Me diagnosticaron la enfermedad de Parkinson. No es contagiosa o hereditaria. No se sabe todavía qué la causa, pero algunas de las células que producen la dopamina en el cerebro comienzan a morir a un ritmo acelerado .... Todo el mundo pierde lentamente algunas células de dopamina mientras nos hacemos mayores. Ahora bien, si las células comienzan repentinamente a morir a una velocidad acelerada, esto se convierte en Enfermedad de Parkinson (EP). Generalmente es una enfermedad que progresa lentamente, conforme envejecemos. Las medicinas pueden ayudar a controlarla un poco. Seguramente tendré que tomar nuevas y más fuertes medicinas con el pasar de los años. Algunas hacen que me sienta fatal hasta que, después de muchos ajustes, encontramos la dosis correcta. Quédate a mi lado. Tengo mis días buenos y días malos. Puede que me veas llorar de rabia y pienses que hayas hecho algo para herir mis sentimientos. Probablemente no es así. Es el Parkinson. Sigue hablándome, ignora las lágrimas. En unos minutos estaré mejor. Probablemente te esperas que tenga temblores. Quizá los tenga, quizás no. Las medicinas actualmente consiguen controlar algunos de los temblores. Si mis manos, pies o cabeza son inestables, no hagas caso de ellos. Me sentaré en mi mano o la pondré en mi bolsillo. Trátame como siempre lo hiciste. ¿Qué es un pequeño temblor entre unos amigos? Igual piensas que me estoy aburriendo o no te presto atención porque no estoy haciendo muecas ni estoy riendo. Si parece que te mire fijamente, o tengo una "cara de poker", es el Parkinson. Te escucho. Tengo la misma inteligencia que antes. Solamente que ahora no me resulta tan fácil demostrar mis emociones a través de mi cara. Cuando estamos listos para ir a alguna parte y me levanto, igual apenas puedo moverme. Puede que el efecto de mi medicación esté terminando. Esta rigidez es parte del Parkinson. Déjame tomar mi tiempo. Sigue andando. Ya llegaré. Ponerme prisa no me ayudará. Necesito tomarme mi tiempo. Si me tambaleo un poco cuando comienzo a andar, eso es normal. Disminuirá, conforme vaya andando. Necesito caminar cada día. Dos o tres quilómetros sería lo ideal. Caminemos juntos. La compañía hace más entretenido el paseo. Puede ser una caminata lenta, pero conseguiré llegar. Llámame la atención si me inclino o estoy a punto de caer. No siempre me doy cuenta que lo estoy haciendo. Tengo que hacer ejercicios de estiramientos y flexión cada día. Ayúdame con ellos si puedes. Conforme vaya perdiendo mis tonos graves, notarás que mi voz es más aguda. Ése es el Parkinson. Sé que puedes hablar más alto, más rápido, y terminar las frases por mí. ¡Odio eso! Déjame hablar, reunir mis ideas y hablar por mi solo. Sigo aquí. Mi mente funciona. Solamente soy más lento en el movimiento y mis pensamientos van más lentos también. Deseo ser parte de la conversación, deja que me exprese. Seguramente me quejaré de que no puedo dormir. Si me ves vagar alrededor en el medio de la noche, ése es el Parkinson. No tiene nada que ver con lo que comí o que me fui a la cama temprano. Puedo necesitar una siesta durante el día. Déjame dormir cuando puedo. No puedo controlar siempre cuando estoy cansado o si tengo ganas de dormir. Seas paciente, amigo mío. Te necesito. Soy la misma persona; solo que ahora voy mas despacio. No es fácil hablar de Parkinson, pero intentaré hacerlo siempre que tú quieras. Tienes que saber que necesito a mis amigos. Deseo continuar siendo parte de la vida. Sigue siendo mi amigo Te abraza tu amigo de EP. Durante el tiempo que has estado leyendo este mensaje, en algún lugar del mundo acaban de diagnosticar un nuevo caso de Parkinson

De: Lilliam Roa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Categorias